Feeds:
Posts
Comments

De Tránsito

Hace días que quiero escribir, pero creo que es tanto lo que tengo para decir, que no se como hacerlo. Esto es algo que me pasa a veces, no muy seguido. Pero cuando pasa, me siento como ahogada. Mis pensamientos resultan ser, muchas veces, pesados, densos, y no poder exteriorizarlos provoca en mi un asfixiante sentimiendo de opresion que no es para nada agradable. Es por eso que este post, que para muchos puede no tener ningun sentido, para mi es un necesario desahogo. Este post sera tan denso como mis pensamientos.

Hay personas estacionarias en tu vida. Gente que siempre, aunque no queramos, forman parte de nuestras vida. A esas personas se les llama “familia” (ya sea cosanguínea, o no). Sin embargo, también hay personas transitorias en nuestras vidas. Pienso en ellos como en seres con propósitos específicos. Cada persona que conoces, cada uno de esos que de una u otra manera se cruza en tu camino, cumple una determinada función en tu vida, y estan condenados a desaparecer de ella eventualmente. Andan de tránsito. No quiero con esto que se malentienda este concepto (muy mio, vuelvo y repito) con el concepto de “persona desechable”. Este último establece, más o menos, que las personas pueden ser usadas y luego desechadas. No estoy de acuerdo con esto: las personas no son objetos; tienen sentimientos. Ahora bien, sí creo que cada persona tiene un papel en tu vida que, cuando se agota, es el mismo que los obliga a marcharse de tu lado.

Porque puede confundirse una cosa con la otra, quisiera explicarme, a fin de no parecer una mujer fría e impersonal, y también para facilitar la compresión del lector. Para esto, voy a usar un ejemplo. Conozco a alguien. Le llamaremos “José”. José es muy importante en mi historia personal. Ha sido muy importante. Fue muy importante. Será siempre muy importante. Gracias a José, y su beneficiosa influencia en mi vida, la calidad de la la misma cambió y soy hoy mas feliz. Sin embargo, José no se quedó en mi vida. José salió de mi vida (por sus propios pies) en cuanto su función terminó. No lo saqué yo. Yo en realidad no quería que José saliera de mi vida nunca. Pero José tiene libre albeldrío, y decidió irse el mismo. A pesar de esto, José siempre será parte de mi historia, aunque ya no de mi vida. Me he explicado bien? Espero que si, porque quisiera seguir hablando sobre esto y no quiero malos entendidos.

En 2015 muchas personas entraron en mi vida. José fue uno de ellos. De ellos aprendí muchisimas cosas. (Voy sintiendo que este post se va a convertir en algo así como el “final del día” en ‘The Hunger Games’, donde se hace un disparo para celebrar a los caídos en combate) Las cosas que aprendemos de los demás, son siempre positivas.

“Sarah, cómo así que positivas?! Hay gente que te desbaratan la vida! Cómo tu vas a decir que todo lo que aprendemos de los demás es positivo? Perdiste el juicio!?” Att. El Lector

Por más que nos destruyan la vida, la gente se van dejando a su paso una estela de aprendizaje y experiencias adquiridas que al fin y al cabo, y sobre todo si se saben aprovechar, resultan ser siempre buenas. Es necesario notar que las estelas y los zurcos implican rupturas. Las estelas son fracturas en la superficie del agua asi como los zurcos lo son en la tierra. No obstante, hay una gran diferencia entre ambas.

Las estelas, solo cambian la superficie del agua temporalmete. Hacen su marca, y se convierten en recuerdos. Los zurcos cavan hondo dentro de la tierra; la marcan permanentemente; hasta el punto de que, si se cubrieran, aún la tierra que queda sobre el zurco seria de diferente color por haber sido removida desde sus entrañas. Resumiendo, los zurcos se cubren con el tiempo, pero su marca permanece.

Es lo mismo con las relaciones interpersonales. Generalmente, es inevitable salir heridos. Mayormente porque las relaciones (por lo menos las tradicionales) se componen de dos personas diferentes que se deciden a pasar tiempo juntos. Esto aplica para todos los tipos de relaciones: las amistosas, las laborales, las románticas, las sociales y las familiares. Porque somos diferentes, estamos propensos siempre a hacernos daño unos a otros, aunque, segun la norma, el dolor no es lo que deseamos, o buscamos. En realidad, casi nadie quiere sufrir. Yo tampoco. Pero todos, indiscutiblemente, estamos destinados a experimentar alguna forma de dolor en nuestras vidas. Aún aquellos considerados “más afortunados” sufren.

No sé cómo continuar. Ahora, este escrito se va pareciendo un poco más a una disertación académica que a otras cosas. Creo que sólo quería decir que reconozco eso de que las personas, cuando acaban su función en tu vida, se marchan y que duele cuando lo hacen. Uno se acostumbra a las personas. Algunas personas transitorias estan en tu vida por mucho tiempo antes de marcharse. Muchas de ellas, no queremos que se vayan nunca de nuestro lado. Igual, se van. No podemos obligar a nadie a permanecer junto a nosotros.

Algunos estan dispuestos a hacer muchas cosas para evitar lo inevitable. Otros no estas dispuestos a nada. Otros tantos, buscan resignación, o respuestas en otras cosas, en otras personas que, a su vez estan de tránsito en nuestras vidas, y viceversa.

La “viceversa” es algo que debemos tener muy pendientes. Todos somos la vicevrsa de alguien. Para los que están de tránsito en nuestras vidas también nosotros somos transitorios. Todos somos viajeros. Tratemos de que nuestro viaje sea placentero tanto para nosotros como para los que van a nuestro lado.

Cada respiración se hacía más pesada. Ella sabía que cuando cerrara los ojos, su corazón se desgarraría a la mitad entre sus costillas. Podía sentir el ardor en pecho con cada sorbo de aire.

En la obscuridad, buscó el control remoto y encendió el televisor. La misma serie de siempre, donde el bobo se enamora de todas y todas terminan dejándolo, le recordó que estaba sola. “Se rien. En esta serie se rie la gente” – pensó. 163 episodios y recién ahora se daba cuenta de que el público se reía a carcajadas.

Para ella, era más un caso de estudio: la disfuncionalidad de los personajes; la imposibilidad de las situaciones: el repetitivo círculo vicioso de la añoranza. Se detuvo. Apretó fuertemente los ojos y deseó ser el bobo de la serie. Al menos el nunca estaba solo.

Respiró profundo y trató de relajarse. Las voces y las risas procedientes del televisor querían tener un efecto tranquilizador, pero ahí estaba de nuevo el dolor.. Ese dolor punzante en el pecho, que le decía que todo se le estaba yendo a la mierda.

Despacio y en crescendo, como un murmullo convertido en grito: “Uninvited” de Alanis Morissette. Se volvió lentamente hacia los violines y apagó la alarma. Episodio 165. Se sentó en la cama mecánicamente y se apretó la cabeza entre las manos. El dolor en el pecho se le hizo un nudo. Desde que empezó a rompérsele el corazón era siempre lo mismo: tan pronto se ponía de pie, el dolor se agazapaba, expectante, hasta que volvía a su habitación y se recostaba. Entonces, el dolor empezaba a moverse de nuevo, poco a poco, desgarrante, inutilizando el sueño, segándolo.

Se dirigió al baño y se miró al espejo. Empezaban a notarse las ojeras. Empezaba a sentirse el cansancio. La falta de sueño empezaba a mostrar sus estragos. Se lavó los dientes y se colgó al rostro algo parecido a una sonrisa. Se vistió con cuidado para que la mueca no cayese al piso y salió al mundo.

En la tele, detenido, el bobo consolaba al dolor, que se había quedado solo, mientras planeaban juntos la venganza. Poco a poco pretendían exterminar a esa que los abandonaba, negándose a morirse en una cama con el corazón roto. “Ya casi!” – pensaron riendo a carcajadas. “Ya casi!”

image

image

Al empezar a escribir este post, casi no se dónde empezar. Son tantas las cosas, tantos los cambios, que han ocurrido en este 2015! Aunque es un poco difícil, intentaré ser lo más acertada que pueda.

El 2015 trajo consigo metas alcanzadas tanto a nivel espiritual, como a nivel intelectual. Pude hacerme Precursora Regular (como Testigo de Jehová, eso significa “Ministro a Tiempo Completo”) y más recientemente, empecé a trabajar en el sistema educativo estatal como Asistente de Maestra. Esas son buenas noticias!

También, el 2015 trajo cambios: ahora soy Ciudadana Estadounidense, me mudé de Nueva York a Massachusetts, y mi amiga Daniela se bautizó convirtiéndose así en mi hermana espiritual (te quiero, Dani! 😘).

Sé que, los pocos que me leen, estan esperando que les hable de lo sentimental, de las parejas, del amor. Mis lectores me llevan la vida. Y cómo no hacerlo, si han vivido mis pasiones, mi divorcio y mis continuas decepciones? No los culpo! Mi vida sentimental es una novela tipo Telemundo. Y esta vez, no quedarán decepcionados, puesto que el 2015 me va acabando más sóla que el 1. No lo niego; me enamoré de quien yo pense que era “El Hombre de Mi Vida”. Pero también me rompieron el corazón, me sentí usada, me abandonaron (cuándo no, verdad?). Es por eso, queridos mios, que he decidido quedarme sola para este 2016, porque ya mi corazoncito no puede más. Su servidora está bien cansada de que le vean la cara, y pues, de no poder corresponder, por mas que se quiera y se haga el intento, el amor de quien si la quiere bien. Ya no mas. Se acabó la novela. Fin! (ustedes saben que es aguaje en un 50%)

Ahora, las cosas más importantes que me ha enseñado la vida este año son:

– Lo más fácil en este mundo es juzgar. Lo más difícil es verse a sí mismo a la luz de un juicio emitido para alguien más.

– En el mismo momento en que traicionas tus convicciones, te puedes considerar fuera de ese grupo determinado, y tienes que reevaluarte. Me explico: Si tu eres Cristiano, y le aplaudes el chistecito de una foto con un “Happy Halloween” que muestra una calabaza con unas tangas puestas y encima lo pone una persona que no practica tu fe, y con la cual te la pasas coqueteando, fracasaste como Cristiano. Reevalúate.

– La gente te puede prometer de todo. El problema viene cuando llega el momento de cumplir.

– La gente te puede odiar sólo porque decidiste levantarte esa mañana. No le busques la vuelta. Sigue adelante. Que ellos se lo arreglen como puedan.

– Las personas no maduramos con la edad. Lo que nos hace madurar es el aprendizaje que adquirimos al ser golpeados por la vida.

– Una mujer que fue infiel, lo vuelve a ser. Un hombre que fue infiel, también vuelve a serlo.

– No importa cuánto amor le des  alguien; si a ese alguien no le importas un carajo, no hay nada que puedas hacer humanamente, para cambiar eso.

– El corazón es de lo más imbécil.

– Los sueños deben de ser siempre alcanzables.

– Lo que no sirve, hay que desecharlo. Los imposibles, hay que dejarlos de lado.

– Cuando alguien no está preparado para ser feliz, no importa que tenga la felicidad parada en frente; nunca la encuentra.

Y bueno, hasta ahí por ahora. Quizás haya que añadirle o quitarle algo al post antes de que acabe el año. Pero así vamos hasta aquí.

Qué les parece? Mejor o peor que el año pasado?

Besos!
Sarah V.

Ya no vale la pena recordar.
La memoria se ha convertido
En un paño grande y pesado
Que sólo viene a hacer sufrir.
Hace tiempo que en el pecho
Me vienen a dormir las polillas
Masticándome sin prisa la risa
Mordiendo sin pausa la esperanza.
Ya no queda nada para recordar.
El corazón está hecho una esponja
Deforme, empapada de llanto,
Sin sístoles ni diástoles.
Hay canciones de fondo,
Como música de cortejo fúnebre,
Que viene y vá inconsecuentemente.
Te me mueres, mientras trato
De cuidarte, de demostrarte
Sin palabras, todo el amor
Que puedo darte
Que quiero darte
Y tu te mueres..
Te mueres mirando a otro lado
Te mueres en silencio reverente
Te mueres sin mi..

Derechos Sarianos

Merezco una historia de amor.
Merezco un romance bonito.
Merezco ser amada en la misma medida en que yo amo.
Merezco palabras dulces.
Merezco miradas amables.
Merezco que se preocupen por mi.
Merezco flores… por que si.
Merezco besos que me hagan caminar en las nubes.
Merezco una caricia antes de dormir.
Merezco risas.
Merezco celos saludables.
Merezco ser valorada.
Merezco un hogar.
Merezco soñar un futuro y hacerlo realidad.
Merezco sentirme viva.
Merezco muchas cosas que tuve contigo… Y que ya no.

To Do List

Debo rehacer mi vida, me dicen. Tengo que tener hijos, me dicen. Necesito un esposo, me dicen. Si. Eso dicen.

Nadie sabe cómo busco tu aroma, tu sabor, tu acento, tu risa. Sobre todo eso: tu risa. No saben que busco un hombre con tu nombre, para no equivocarme cuando le diga que lo amo. Para poder amarte sin amarte. Para que seas mio en el cuerpo de otro. Para poder vivir conmigo, y contigo.

Debo olvidarte, me dicen. Necesito superarte, y mirar a mi alrededor, y ver que hay muchos más, mejores que tu, me dicen. No saben. Nunca sabran. Nunca podrán entender, que eres todo lo que soñé, todo lo que le pedí a Dios con lágrimas… que aunque ya no me ames, eso no se supera.

A drop in the ocean
A change in the weather
I was praying that you and me might end up together
It’s like wishing for rain as I stand in the desert
But I’m holding you closer than most ’cause you are my heaven

I don’t wanna waste the weekend
If you don’t love me pretend
A few more hours then it’s time to go

As my train rolls down the east coast I wonder how you keep warm
It’s too late to cry
Too broken to move on

And still I can’t let you be
Most nights I hardly sleep
Don’t take what you don’t need from me

It’s just a drop in the ocean
A change in the weather
I was praying that you and me might end up together
It’s like wishing for rain as I stand in the desert
But I’m holding you closer than most ’cause you are my heaven

Misplaced trust in old friends
Never counting regrets
By the grace of God I do not rest at all

And New England as the leaves change
The last excuse that I’ll claim
I was a boy who loved a woman like a little girl

And still I can’t let you be
Most nights I hardly sleep
Don’t take what you don’t need from me

It’s just a drop in the ocean
A change in the weather
I was praying that you and me might end up together
It’s like wishing for rain as I stand in the desert
But I’m holding you closer than most ’cause you are my…

Heaven doesn’t seem far away anymore
No, no
Heaven doesn’t seem far away

Heaven doesn’t seem far away anymore
No, no
Heaven doesn’t seem far away
Oh, oh

It’s just a drop in the ocean
A change in the weather
I was praying that you and me might end up together
It’s like wishing for rain as I stand in the desert
But I’m holding you closer than most ’cause you are my heaven
You are my heaven 

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 431 other followers