Feeds:
Posts
Comments

Archive for August, 2010

167. Me Gustan Las Mujeres

Me Gustan Las Mujeres

Me gustan las mujeres,

cuando se levantan temprano a encontrar el sol

y cuando duermen de más;

cuando tienen unas libras de más y cuando no.

Me gustan las mujeres con lentes,

porque así miran menos y sueñan más.

Me gustan las mujeres

de colores: negras, blancas, morenas, amarillas,

verdes, azules, moradas, rosas.

Me gustan las mujeres que nadan,

las que caminan,

las que vuelan.

Me gustan las mujeres embarazadas,

con sus panzas inmensas como sus corazones;

cuando tienen hijos, y cuando no los tienen.

Me gustan las mujeres que se quitan los zapatos

para acariciar la yerba con sus pies.

Me gustan las mujeres enamoradas

y las despechadas;

las que deciden poner primero su carrera,

las que no necesitan de nada ni de nadie para ser felices;

las echadas para adelante,

las que crían, las que dan principios.

Me gustan las mujeres cuando van de tiendas,

y miran y toquetean todo

para no llevarse finalmente nada.

Me gustan las mujeres cuando comen chocolate

y cuando leen, con un lápiz en la boca.

Me gustan las mujeres cuando buscan en la alacena,

y se queman el dedo con la estufa al colar el cafe.

Me gustan las mujeres cuando caminan por la vida

sin pensar en nada más que en ellas mismas

y cuando se entregan por completo a una causa,

esas también me gustan.

Me gustan las mujeres cuando llegan a su casa

y se sientan en el sofá a ver la novela.

Me gustan las mujeres cuando leen el periódico

y hablan de política y se apasionan,

y su pasión quema como el amor.

Me gustan las mujeres cuando piensan,

cuando toman fotos, cuando escriben,

cuando cantan, cuando danzan, cuando rien,

cuando lloran, cuando están enojadas.

Me gustan las mujeres que toman vino,

cerveza, ron, licor, cocteles, wiskey;

las que fuman y las que no;

las que bailan al son de una bachata

o sonríen con una canción en un carro público.

Me gustan las mujeres

cuando hablan hasta por los codos

y también las que callan.

Me gustan las mujeres cuando nacen,

y traen más luz al mundo con un quejido leve,

que derrite y destruye, como lava ardiente.

Advertisements

Read Full Post »