Feeds:
Posts
Comments

Archive for January, 2014

Cae el Gigante

Recuerdo haber llegado un día al trabajo, y sentirme maravillada por la estatura del inmenso árbol dep navidad que adornaba ahora el lobby del edificio. A su lado, una Menorah de más o menos seis pies y medio parecía un pequeño conejito al lado de un oso. No tenía la menor idea de cómo había sido posible levantar aquella mole de adornos, luces, y verde arboreda en tan sólo una noche. Quise pensar de acuerdo a la época, pero se me hacía ridículo imaginarme un montón de hombrecitos tipo Oompa-Loompas, vestidos de verde y cantando felíces mientras armaban semejante gigante. El caso es que el tamaño del árbol me impresionó sobremanera.

Imagino que yo no fui la única con impresión, ya que nuestros clientes miraban aquello extasiados mientras los procesábamos para entrar, y uno que otro turista despistado acababa pidiéndo permiso para tomarse una foto junto a Charlie, como le pusimos cariñosamente. Aún no sé por qué le pusimos ese nombre.

Charlie fue un gran amigo. Me proporcionó entretenimiento, en las largas horas de bodrio en el lobby, al permitirme contar sus adornos y tratar de relacionar la posición de ciertas estrellas con sus luces. También me sirvió de modelo, pues los que saben que me gusta la fotografía, también saben que siempre hay una vista interesante en todo. Charlie era niñero, y nos ayudaba a entretener a los niños malcriados y molestos de los clientes, y ayudaba a arrancar sonrisas de los más chiquitos y dulces.

Esta mañana, un equipo de seis personas llegó a llevarse a nuestro amigo. Ya había cumplido con su labor. Ya había pasado su hora. Llegaron portando ataudes de cartón de diversos tamaños, y escaleras, para llegar hasta la cinta roja que era a la vez adorno y convergencia de sueños. Poquito a poco le fueron quitando sus coloridos adornos hasta dejarlo desnudo y expuesto ante nuestros ojos horrorizados con la triste sencilléz de su aburrido color verde. Entonces empezaron a matarlo. Le fueron quitando, ramita a ramita, la vida y las metían en cajas de cartón numeradas y etiquetadas con el nombre de la empresa. en unas cuantas horas, ya no quedaba nada. Charlie sufrió la muerte lenta y triste que sólo puede ocacionar la Post-Navidad.

El espacio se siente ahora vacío, Inmenso como era él. Sólo nos queda el recuerdo, y la esperanza de verle nuevamente llegar, feliz y cantando, a final de año. De mi compañero de bodrio y soledades sólo quedan una ramita dorada y brillante, varias fotos y el recuerdo de un año que acabó sin más eventualidades que la muerte la caída de un gigante…

20140104-115200.jpg

Read Full Post »

Un Día Frio

Hace uno de esos dias frios, donde lo ideal es poderse quedar acostaditos en casa, con la persona amada, una buena película y una taza de té o chocolate calientes. A pesar de las advertencias gubernamentales de guarecerse, no guiar vehículos de motor, etc. a muchos no les cuesta más que salir a ganarse el pan diario y salir a batirse en batalla con los elementos. Así que es menester salir a la inseguridad del mundo, dejarse besar el rostro por el frio, armarse de valor y paciencia al abordar el tren y tratar de llegar a tiempo a los respectivos empleos.

Afortunadamente, éste no es el eacenario que debo vivir. Por lo menos, no hoy. Hoy puedo quedarme en casa, con la película, el chocolate caliente y la tibieza que me proporcionan mis sábanas. Es mi día libre, coincidencialmente. Así que, desde este mundo mío tan interior, observo el frío blanco extenderse afuera, y me siento ligeramente afortunada. No importa que mañana, muy de madrugada, deba salir yo entonces, a luchar contra los elementos y el frio. Qué va! Vamos a vivir la vida por turnos. Y hoy es mi turno de sentir calor, a pesar de la frigidez del mundo…

20140103-105350.jpg

Read Full Post »

20140102-112928.jpg

Es el segudo día del año y todo ha vuelto a su cotideaneidad. La mayoría de nosotros a nuestros trabajos, los niños de vuelta a clases y, en Times Square, el desorden de siempre.

Por aquí y por allá quedan rastros de las celebraciones de año nuevo. Botellas y latas vacías de cerveza adornan los basureros de cualquier vecindario, y el trasnoche aún besa la cara de muchos. La gente fuma. Fuma mucho. No se si para mantenerse despiertos, o para combatir el frio, que se va tendiendo parejo sobre la ciudad como una sábana.

A veces, al detenernos un instante a mirar la vida pasar, nos damos cuentas que todo ha estado siempre aqui. Que la nieve cae todos los años, que el cielo siempre es azul (en diferentes tonos, por algún tecnicismo de la naturaleza, pero azul siempre), que el caos esconde siempre algo de orden, y que las texturas, y los sonidos, y los colores, y las pieles, y los olores, y todas esas cosas que hacemos a escondidas, no son más que impulsos eléctricos que emite la máquina más poderosa del universo.

Read Full Post »

Vamos a pasar balance…

Bria-Photo     Mientras escucho la Canción de Las Simples Cosas, por la cantante española Martirio, me he dado unos minutos para reflexionar en este año que, aún en pañales, se pone los guantes y se prepara para la batalla de la vida, como todo recién nacido.

     Siempre me ha hecho gracia observar en las redes sociales a las personas, y sus celebraciones tanto individuales como colectivas, de fin de año. Hasta los que siempre están tristes y deprimidos parecen animarse en este día. Las expectativas siempre son las mismas, al inicio de año: bienestar, felicidad, paz, amor… Sin embargo, la vida siempre se encarga de demostrarte que ella es quien tiene los días prendidos a los meses como ramas en un árbol.

     En mi caso particular, estoy acostumbrada a hacer recuentos de lo que el año que perece trajo consigo, pero he llegado a la conclusión de que no hay por qué “llorar sobre la leche derramada,” sino que urge volver a ordeñar la vaca (la chiva, la burra, la oveja.. depende de su preferencia láctea), para conseguir nuevamente la leche y poder movernos al mercado, que ya estamos tarde. En otras palabras, deseo enfocarme en el futuro, y no en el pasado, por razones que son más que lógicas, y no vale la pena desperdiciar tiempo explicando.

     Así bien, queridos amigos, este 2014, tengo sólo 4 metas que cumplir, todas muy plausibles, y todas muy realistas. Aquí, me daré a la tarea de desglosar cada una de ellas, para que no vayan a pensar (los que me conocen) que me he vuelto loca, ni mucho menos.

1. Quiero Bautizarme

     Si, mis queridos amigos, leyeron bien. Quiero contraer nupcias con la fe. Me explico: hace tiempo he estado en la búsqueda constante de mi fe, de mi creencia en algo más grande que yo, y al fin lo he encontrado. Muy a pesar de muchos (aunque no me importa, porque esta vida es mía), he encontrado lo que yo considero ser La Verdad en los Testigos de Jehová.

     No, infieles, no se preocupen que no voy a ir a tocarles a la puerta a las 6 de la mañana (eso, por cierto es un gran estereotipo, muy falso. La predicación empieza generalmente a las 9 am. No tenemos la culpa de que usted tenga un guayabo que haga que los rayos del Sol le parezcan sables láser de los de Star Wars). Pero sí notarán algunos cambios en mi vida que espero respeten, tanto como yo los respeto a ustedes.

     El amor seguirá siendo el mismo. El cariño se mantiene. Recuerden, cachorros: La persona no cambia, lo que le cambia es la vida.

2. Quiero Organizar Mis Finanzas

     Los que me conocen en un aspecto menos informal, saben lo que lucho yo con esta cruz de ser pobre. Y no es que ser pobres esté mal, sino que yo NECESITO, organizarme, porque no puede ser que todos los meses esté arañando el suelo por pan, renta y transporte.

     La meta del 2014 no es “salir de pobre,” (eso no sería realista), sino organizarme mejor para poder subsistir de una manera más digna. Así que, amigos, no me juzguen cuando les diga que no al invitarme a salir. Este año quiero que sea juicioso! PERO NO DEJEN DE INVITARME, EH!? que también les voy a decir que si de vez en cuando!

3. Quiero Hacerme Ciudadana de Los Estados Unidos

     La cosa está muy dura, y quiero poder irme de este país a otro, sin tener que estar viajando cada dos o tres meses para mantener mi estado migratorio activo. Por más que quiera irme, aquí tengo mi familia, y ellos son la segunda cosa más importante en mi vida. Para esto, necesito dar el paso de la ciudadanía. No quiero dejar pasar este año sin resolver eso.

4. Quiero Mantenerme Saludable

     La salud es muy necesaria, sino indispensable, al ser humano. Ya sé que muchos hacen esta resolución de año nuevo, pero una cosa es hacerla, y otra vivirla. Mi amiga, Aileen Muñoz (de quién me siento súper orgullosa por el cambio que, con duro esfuerzo, ha ejercido sobre su cuerpo), dice que: “fitness es no comerse los cueritos del pernil.” Dios la bendiga por su férrea fuerza de voluntad. Yo esa guerra la perdí.

     En fin, este deseo mío resume procesos que ya empezaron en el 2013: La batalla contra el sobrepeso, los viajecitos al Gym, el comer más saludable… Creo que esto se explica solo.

     Y bueno, amigos, al final sólo deseo lo mismo que desean todos ustedes: una vida mejor. Si me llega el amor, tan necesario y tan deseado, bueno, pues es un plus. No es algo que ando buscando, sino algo que entiendo debe de llegar por su propio pié.

    Si tuviese que definir el año que se ha ido en una palabra, diría que APRENDIZAJE, y si tuviese que hacer lo mismo con este año que nos comienza a todos, la palabra sería FUERZA.

     Les amo a todos. De forma diferente, pero les amo. A muchos de ustedes, amigos que se han alejado, les extraño más que amarles, y añoro los momentos que pasamos juntos, cuando mi situación de vida era diferente, y el cariño que sentían hacia mí obviamente también era diferente. Pero a todos les agradezco de un modo u otro el estar o no en mi vida. El caso es que, amigos, enemigos, extraños, adioses que nunca se dijeron, y a todos esos amigos que están aún por llegar: LOS AMO CON EL PEDACITO CORAZON QUE AUN ME QUEDA.

    Hora de despertar! Bienvenidos a la vida! Vamos a meditar en el aprendizaje que hemos adquirido, y a vivir una vida con mucha fuerza!

 Sarah Valerio

Read Full Post »